domingo, 4 de noviembre de 2007

El camino de la Soledad












O lo que es lo mismo:


La "Verea" de la Soledad.



Con viento solano y frío he dado esta mañana un corto paseo a lo que otrora fueron los Baños de la Fuencaliente.
El camino de la Soledad, con una longitud de unos ochocientos metros aproximadamente, debe su bautizo, como todos ustedes saben, a la ermita del mismo nombre, consagrada a la Virgen de la Soledad. Procesionaba ésta el Viernes Santo, junto al Santo Entierro, y también era llamada de San Marcos. Estaba situada la ermita al principio de la vereda, al final de la Carrera y comienzos del "Plao".
La vereda está en franco abandono y en algunos tramos está casi perdida. No hablemos ya de las 25 varas castellanas de ancho que debería tener. La construcción de la circunvalación, la invasión de algún que otro vecino y la falta de un mínimo mantenimiento por parte de quien corresponda han precipitado su declive.
Una verdadera lástima porque –se me viene a la mente- por ella anduvieron nuestras madres y abuelas con los “líos” de ropa a cuestas para lavarla; nuestros abuelos y padres camino del tajo (Ortegícar, la Colá...) y nosotros que íbamos a pasar el día mientras se lavaba y soleaba la ropa y/o a bañarnos en los días calurosos de verano en los Baños, detrás del lavadero.
La Fuente o como ustedes deseen llamarla, que tiene varias denominaciones, fue destruida con barbaridad y sin sentido, bueno con el afán por construir y destruir sin respeto ni sensibilidad de nuestros gobernantes, y sustituida por un inútil merendero.
Aquí quedan unos fotos para que puedan disfrutar de este entrañable camino.

1 comentario:

Blas dijo...

Hola amigo del cuartoingles, este, tu blog, esta perfecto unos dias mas para darte a conocer y ya esta, me alegro por ti.

enga una saludo.